RESERVA DE LA BIOSFERA

El Parque Natural del Delta del Ebro se encuentra en la desembocadura del río Ebro, en la provincia de Tarragona, en las comarcas del Montsià y del Baix Ebre. Junto con Els Ports, son los dos Parques Naturales que forman parte de la Reserva de la Biosfera de las Tierras del Ebro. Está situado en la parte más meridional del Principado de Cataluña. Se declaró espacio protegido en 1983 y se amplió posteriormente en 1986 con una extensión de 7.736 hectáreas. Está situado en los términos municipales de l’Ampolla, Amposta, Deltebre, Sant Carles de la Ràpita y Sant Jaume d'Enveja.

Un espacio único

El Delta del Ebro es la zona húmeda más grande de Cataluña y una de las más importantes de Europa Occidental, después del parque regional de la Camarga, en Francia, y el parque nacional de Doñana, en el sur de España.

Los ambientes naturales más destacados son la Aufacada y la playa de Migjorn, en la antigua desembocadura del río Ebro. La laguna de la Tancada y de la Encanyissada junto a las antiguas Salinas de San Antonio. La desembocadura del río Ebro, donde podemos encontrar el Muntell de les Verges. La laguna del Canal Vell, la laguna de Les Olles y la Punta del Fangar, donde podemos observar los espejismos en días de fuerte insolación y los viveros de marisco en el interior de la bahía.

Playas

El Delta del Ebro es una zona de nidificación y de paso de migraciones de una gran variedad de especies de pájaros, como los flamencos comunes, patos, gaviotas, charranes, garcetas, garzas reales, garzas imperiales, gallinetas comunes, ardeidos, fumareles, limícolas y aves rapaces. Por todo el Delta del Ebro podemos encontrar las típicas cabañas construidas con los métodos tradicionales de los antiguos habitantes. Paredes blancas y tejado vegetal de color gris.

Playas

El Delta del Ebro es una zona de nidificación y de paso de migraciones de una gran variedad de especies de pájaros, como los flamencos comunes, patos, gaviotas, charranes, garcetas, garzas reales, garzas imperiales, gallinetas comunes, ardeidos, fumareles, limícolas y aves rapaces. Por todo el Delta del Ebro podemos encontrar las típicas cabañas construidas con los métodos tradicionales de los antiguos habitantes. Paredes blancas y tejado vegetal de color gris.